¡Me gusta!
4 ideas de separadores de ambientes que no requieren obra
Tu casa y Tú

4 ideas de separadores de ambientes que no requieren obra

El diseño de interiores apuesta en la actualidad por crear espacios diáfanos, sin límites tan estrictos entre unas estancias y otras y, por ello, los separadores de ambientes se han convertido en un útil elemento de decoración que nos permite dividir una zona de otra sin demasiada carga visual.

 

 

¿Quieres separar la entrada del salón sin recurrir a un muro de ladrillo con su correspondiente puerta? ¿Te gustaría crear un área de trabajo en la sala de estar sin hacer obra? ¿Buscas delimitar sutilmente la cocina de la zona de comedor sin acotar en exceso los espacios? Existen distintas alternativas de separadores de ambientes y en Hipotecas.com te explicamos algunas de las más funcionales y sencillas de instalar.

De este modo, podrás jugar con los espacios, adaptándolos a las necesidades del momento sin perder luminosidad ni sensación de amplitud, como sí ocurre con las tradicionales paredes, y con un coste muy económico.

Biombos, un elemento versátil para separar espacios

4 ideas de separadores de ambientes que no requieren obra

Es el elemento más conocido a la hora de crear divisiones de espacio en el interior de una casa, con la ventaja de que -dado su peso liviano- son muy versátiles y fáciles de trasladar.

Por ejemplo, colocando un biombo en un rincón del salón podremos conseguir crear una coqueta y aislada zona de lectura, separada del resto de la habitación. Con este simple elemento ganaremos tranquilidad para disfrutar de la literatura, pero manteniendo la conexión con el resto de vivienda.

Eso sí, si te parece demasiado clásica esta opción es porque no conoces la amplia gama de biombos que hay hoy día en el mercado, desde los típicos separadores de ambientes de madera hasta modernos diseños y, rompedores entramados hechos con cuerdas, cristal o llamativos materiales sintéticos.

Incluso puedes realizar tu propio biombo, para conseguir separadores de ambientes únicos y personalizados. ¿Tienes algunas puertas o marcos viejos? Haz tu creación e imprímele carácter a la vivienda.

Estanterías como separadores de ambientes

4 ideas de separadores de ambientes que no requieren obra

El modelo Kallax de Ikea es una de las estanterías más populares a la hora de hacer separaciones de espacios sin obra o reforma. Su doble cara abierta nos permite contar con dos frontales, uno para cada zona. Pero no es la única opción.

La clave para usar las estanterías como separadores de ambientes está en que no estén cerradas por ninguno de los lados, es decir, no tengan un tablero de fondo. En la parte inferior sí es posible disponer de cajones o puertas cerradas, pero los espacios a la altura de los ojos deben quedar libres en su mayoría, para crear ese equilibrio entre separación y conexión.

Por ejemplo, con una sencilla estantería podemos dividir la entrada a la vivienda del salón, resguardando la zona de estar de inoportunas miradas. Además, se trata de una opción muy decorativa y funcional, pues nos permitirá usar las baldas para dejar las llaves y demás objetos al entrar a la vivienda y colocar libros y elementos de decoración, como libros o portarretratos.

Varillas de madera

4 ideas de separadores de ambientes que no requieren obra

Entras en un dormitorio y, tras la cama, una hilera de elegantes varillas de bambú hace las veces de cabecero, pero hay más. Detrás, disimulado entre los claroscuros de las ramas, se esconde un espléndido vestidor.

Esta es una de las infinitas formas de emplear las varas de madera como separadores de ambientes: para recubrir el hueco de la escalera, entre la zona de trabajo de la cocina y la mesa de comer o incluso para habilitar salas de reuniones en las empresas.

Puedes encontrar diferentes propuestas: transportables o fijos, más tupidos o translúcidos, de lamas verticales u horizontales…, aunque también puedes realizar tu propio diseño e integrarlo en el ambiente.

Jardines verticales colgantes

4 ideas de separadores de ambientes que no requieren obra

¿Buscas una opción más fácil y barata? Entonces te proponemos que pruebes a crear una división con plantas.

La idea es sencilla: se trata de crear -con cuerdas o alambres y recipientes- una especie de cascada de macetas que aporte intimidad entre una y otra zona sin sobrecargar el espacio.  

¿Dónde puedes instalar estos jardines verticales? Como en los casos anteriores, no hay unos lugares mejores que otros, sino que dependerá del estilo que quieras conseguir pero, por ejemplo, puede quedar perfecta en la terraza, para disimular la zona de tender del comedor exterior, o en el baño, aumentando la intimidad del inodoro o la bañera al tiempo que conseguimos dar frescura al cuarto. Eso sí, procura evitar los dormitorios, ya que por la noche no es recomendable tener plantas cerca.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.