¡Me gusta!
Imagen. Antoni Gaudi: Casa Milà y el Parc Güell. Entucasa
Curiosidades Inmobiliarias

Las obras más emblemáticas de Gaudí (II)

Como te contábamos en nuestro anterior post, Antoni Gaudí es un claro exponente de la arquitectura modernista y sus obras merecen una reseña en la sección más curiosa de nuestro blog. Hoy, en Hipotecas.com, te contaremos las curiosidades de otras tres de sus grandes creaciones.

Casa Milà

Imagen. Antoni Gaudi: Casa Milà y el Parc Güell.  Entucasa
Ubicado en el Paseo de Gracia, y más conocido como La Pedrera, este edificio de formas onduladas es otro de los más representativos del arquitecto y fue su última obra civil antes de dedicarse por completo a la Sagrada Familia.

Perteneciente a su época naturalista, las formas orgánicas pueden apreciarse desde la fachada, con líneas curvas que recuerdan al movimiento de las olas marinas, hasta sus balcones de hierro forjado, que simulan plantas trepadoras. Su azotea, con el suelo a distintos niveles, está coronada por unas impresionantes chimeneas revestidas de azulejos con formas que recuerdan a guerreros.

Su construcción no estuvo libre de polémica pues, al superar en altura y anchura las medidas permitidas, las obras fueron paralizadas por el Ayuntamiento en varias ocasiones. Además, por desavenencias con el empresario, Antoni Gaudí se desentendió del proyecto y Milá se negó a abonarle sus honorarios. Finalmente, después de un juicio, el empresario tuvo que entregarle más de 100.000 pesetas que Gaudí donó para obras de caridad.

La casa Milá tuvo en su día numerosos detractores que la compararon con un hangar o una mona de Pascua. Su apodo, la Pedrera, “cantera” en catalán fue otra de las críticas del momento. Sin embargo, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en noviembre de 1984 junto con el Palacio y el Parque Güell y es uno de los lugares más visitados de la capital catalana.

El Park Güell

Imagen. Antoni Gaudi: Casa Milà y el Parc Güell. Entucasa
Otra de las obras representativas del genio barcelonés fue el Park Güell, un parque situado en la parte alta de la Ciudad Condal, construido entre 1900 y 1914 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

El conde Eusebi Güell encargó al arquitecto el diseño y construcción de una urbanización de viviendas en un terreno de la familia. Durante la construcción, Gaudí se trasladó a vivir a la casa piloto, que ocupó durante casi 20 años hasta que en 1925 se trasladó a vivir a la Sagrada Familia.

La sala de las columnas, o Sala Hipóstila, estaba pensada para ser el mercado de la urbanización. Por ello, la parte más baja de sus 84 columnas era de cerámica para facilitar las tareas de limpieza propias del mercado. Además, los habitantes podían ir al teatro sin salir de casa ya que la parte superior de la sala de las columnas, estaba pensada para ser un anfiteatro que los futuros propietarios podrían ver desde sus terrazas. Como norma, ninguna construcción podía obstaculizar ni hacer sombra a los demás vecinos.

Sin embargo, el alto precio y la escasez de transportes públicos en la zona hicieron inviable la promoción y finalmente, las obras fueron abandonadas con solo tres casas construidas de las 60 previstas dando lugar a un gran jardín abierto a la ciudad.

Con una extensión de más de 17 hectáreas, el parque está distribuido en diferentes terrazas y plantas y cuenta con elementos característicos de la arquitectura gaudiana, como la escultura de salamandra, símbolo del parque. Los bancos del parque son ergonómicos y se cuenta que Gaudí los moldeó solicitando a un obrero que se sentara en ellos.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.