Tu casa y Tú

Cómo elegir apliques de pared para cada zona de la casa

La luz de un hogar juega un papel principal en el ambiente que queramos dar a cada estancia. Además de las lámparas de techo, de pie o de mesa, los apliques de pared son una buena forma de generar la atmósfera deseada.

 

Aunque lo más común es ver apliques de pared en pasillos o escaleras, este tipo de iluminación es muy versátil y cuenta con una amplia variedad de formas, funciones y diseños. ¿Quieres sacar el máximo partido a la luz indirecta de tu hogar? En Hipotecas.com te contamos cómo utilizar los apliques de pared según cada estancia de la vivienda.

 

Tipos de apliques de pared

Dentro de esta categoría de luminarias se integran todas aquellas pantallas y focos que se cuelguen directamente sobre la pared.

No obstante, aunque tradicionalmente se usaban apliques de estilo clásico, a modo de candelabros, para pasillos o escaleras, en la actualidad su diseño ha evolucionado y podemos encontrar infinidad de alternativas según nuestras preferencias.

Cómo elegir los apliques de pared para cada zona de la casa

En general, los apliques de pared pueden ser:

Apliques de pared según la dirección del haz de luz:

  • De iluminación unidireccional, cuando la lámpara solo tiene una salida de luz (hacia arriba o hacia abajo).
  • De iluminación bidireccional, cuando el foco ilumina en dos direcciones (arriba y abajo o izquierda y derecha).

Apliques de pared en función de su diseño:

  • Fijos a la pared o extensibles.
  • Con pantalla o sin pantalla.

 

 

Apliques de pared en función del tipo de instalación:

  • Atornillados a la pared.
  • En formato pinza.

Apliques de pared según su función:

  • Generales: aportan luz de forma uniforme a alguna estancia.
  • Indirectos: enfocados a crear ambientes.
  • Específicos: dirigidos a iluminar o resaltar algún punto en concreto.

Apliques de pared según su estilo:

  • Clásicos.
  • Modernos.
  • Infantiles.
  • Rústicos.

Consejos antes de la instalación

Antes de nada, recuerda las siguientes pautas previas a la colocación de los apliques de pared:

Estas lámparas, como su nombre indica, se cuelgan en las paredes, así que es conveniente pensar dónde irán situados y medir con cuidado, pues cualquier marca va a quedar expuesta a la altura de los ojos.

Necesitan corriente para funcionar. Si estás de reformas, analiza dónde irán colocados los apliques de pared y saca un punto de luz en esa zona, para evitar que se vean cables. Si no quieres obras, intenta que los focos estén cerca de algún enchufe, de modo que el recorrido del cable sea el mínimo posible.

Es recomendable dejar un espacio suficiente entre el aplique y lo que se quiera iluminar, para permitir que la luz se difumine y cree la atmósfera adecuada.

Cómo elegir los apliques de pared para cada zona de la casa

Usos de los apliques de pared en la casa

Una vez que tienes todo planificado, llega el momento de seleccionar los apliques de pared para cada estancia. Hay que tener en cuenta que no hay unas reglas escritas a la hora de usar este tipo de iluminación, por lo que todo dependerá de tu propio estilo.

En los pasillos, escaleras y entradas es muy habitual usar apliques de pared. Al ser zonas de paso, además, no necesitarás mucha luz, por lo que bastará con los apliques para iluminar el área. Puedes elegir tanto unidireccionales como bidireccionales y aumentar o reducir la sensación de amplitud del pasillo o utilizar un diseño de luz específica para dar protagonismo a un cuadro o un mueble. Ahora bien, si te decantas por focos de proyección superior, ten en cuenta que pueden deslumbrar al bajar los escalones.

En el dormitorio se han instalado los apliques de pared en las zonas de entrada de las suites o encima de la cómoda, pero ¿y si cambias las lámparas de pie de las mesitas por este formato? El resultado le dará un toque muy actual a la estancia, dará mayor sensación de amplitud y tendrás las mesitas más despejadas. Eso sí, comprueba que puedas girar el foco, para adecuar la posición tanto si estás leyendo como si no quieres que la luz te dé en el rostro.

Lo mismo ocurre con los flexos de los despachos o las lámparas de pie de los salones, que están siendo sustituidos con mayor frecuencia por cómodos apliques de pared extensibles. Además de dejar la superficie del escritorio o del suelo más diáfano, puedes conseguir un estilo industrial si eliges apliques metalizados y brazo de muelle o más clásico, si optas por diseños con tulipa.

Los apliques en el baño son muy comunes, coronando con frecuencia los espejos. Eso sí, los diseños han crecido exponencialmente y puedes mantener la línea de decoración del aseo con los focos, independientemente del estilo que tenga. En este caso, comprueba que todo está bien instalado, ya que al ser zonas con agua cualquier incidente puede ser muy grave.

Apliques de pared bidireccionales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También en el exterior es habitual el uso de apliques de pared, aunque saber jugar bien con los diferentes formatos te permitirá construir atmósferas acogedoras y funcionales: de luz general, de proyección inferior y con detección del movimiento para iluminar el camino de acceso al pasar, ahorrando en la factura energética, o específicos para tener buen luz en la puerta de entrada o realzar los árbustos o plantas de la terraza. 

Cómo elegir los apliques de pared para cada zona de la casa

 

 

 

 

 

 

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.