¡Me gusta!
Escuela de Hipotecas

Conoce los gastos de novación de tu hipoteca

Si en estos últimos tiempos tus circunstancias personales o financieras han cambiado y te vendría bien modificar las condiciones que fijaste inicialmente en tu préstamo hipotecario, tendrás que renegociar con tu banco y pactar lo que se conoce técnicamente como novación. Generalmente, se recurre a un cambio de las condiciones con el fin de ahorrar dinero en la cuota mensual y así reducir gastos. Conoce cómo calcular los gastos de novación de una hipoteca

¿Qué elementos de la hipoteca se modificarán en la novación?

Debes saber que los elementos que se suelen modificar en una novación son el índice de referencia o el tipo de interés. También se utiliza para solicitar una ampliación de capital o del plazo de amortización, eliminar cláusulas abusivas o añadir titulares a la hipoteca.

Actualizar las condiciones del préstamo, sin embargo, no te saldrá gratis. La novación conlleva una serie de gastos que debes tener presente y evaluar antes de tomar la decisión final. Haz tus cálculos y sopesa si te merece la pena.

  • Comisión novación. Es el porcentaje del capital pendiente que te aplicará el banco en el caso que tu contrato incluya una comisión por novación. No todas las hipotecas llevan ese cargo; dependerá de las cláusulas que negociaras inicialmente con tu entidad financiera. Normalmente, oscila entre el 0,1% y el 1% del capital prestado.
  • Gastos de notaría: Los cambios de la hipoteca deben formalizarse ante notario, trámite que viene a salir por un coste de entre el 0,2% y el 0,5% del capital pendiente.
  • Arancel del Registro de la Propiedad.- Las escrituras del préstamo con las nuevas condiciones también tienen que pasar por el Registro de la Propiedad, con un gasto que representa aproximadamente la mitad que el de los trámites de la notaría.
  • Gestoría.- Es la entidad financiera la que, generalmente, se encarga de contratar a la gestoría para realizar todos los trámites de la novación. La minuta de estos profesionales ronda entre los 200 y los 250 euros.
  • Tasación: El banco puede pedir una tasación de la vivienda, sobre todo, para conocer el valor de la vivienda en ese momento si lo que pides es una ampliación de capital. Los honorarios de un tasador vienen a salir entre 300 y 500 euros, en función de las características de la casa.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: Tan sólo tendrás que hacer frente a esta tasa cuando la modificación convenida en tu hipoteca tenga que ver con una ampliación. Este impuesto equivale al 0,5% del capital que se amplía, aunque puede variar en función de la comunidad autónoma.

Ya sabes cómo funciona una novación. Pero antes de que empieces a hacer las gestiones para hacer los cambios, debes tener presente que tu entidad financiera no está obligada a aceptar las nuevas condiciones que le  pongas sobre la mesa. Como elemento negociador, puedes utilizar la oferta de otro banco para que demostrar que otra entidad está interesada y dispuesta a mejorar tu hipoteca. Si desean mantenerte como cliente, casi con toda seguridad mejorarán tus condiciones.

Recuerda que, en determinados supuestos, puede resultar más interesante una subrogación hipotecaria que la novación. Esto es: cambiar la hipoteca de banco, sin tener que cancelar y abrir un nuevo préstamo.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.