¡Me gusta!
Escuela de Hipotecas

Cláusulas de un contrato de alquiler con opción a compra

Por fin has decidido independizarte. Y cómo aún no tienes claro si estás preparado y reúnes las condiciones para convertirte en propietario, has optado por el alquiler de una vivienda de la que te garantizan la venta en un par de años. Sin duda, es una magnífica opción. Pero, ¿tienes claros que términos tendrá que incluir el contrato para que no se produzcan malentendidos o conflictos con la otra parte? Descubre qué clausulas debe incluir un contrato de alquiler con opción a compra.

Recuerda que, debido a las particularidades de la fórmula, conviene firmar un contrato de alquiler con opción a compra en el que consten de forma muy clara todas las condiciones que hayas pactado con el arrendador y futuro vendedor. Generalmente, el contrato que se firma en estos casos se conoce como doble o mixto, ya que recoge, por una parte, las condiciones del arrendamiento y, por otra, las de la compraventa.

El contrato de alquiler con opción a compra debe reflejar…

Así, el contrato de alquiler con opción a compra deberá reflejar lo más preciso posible los siguientes aspectos.

  • El acuerdo alcanzado entre las partes, con el que una se obliga a vender el inmueble mientras que la otra se reserva el derecho de compra.
  • Plazo por el que el inquilino podrá ocupar el inmueble bajo la fórmula de arrendamiento.
  • Cantidad de la renta mensual del alquiler.
  • Quién correrá a cargo del pago de las cuotas de la comunidad y las posibles reformas durante el tiempo que esté vigente el compromiso de alquiler.
  • El inquilino podrá prorrogar el alquiler. En ese caso, la opción de compra caducará al tratarse de dos contratos vinculados.
  • Si el inquilino se retrasa en el pago de la renta más de dos meses perderá la opción de compra.
  • El precio por el que se ejercerá la opción de compra y la forma de pago. Es recomendable que se indique la mensualidad que se fija por el arrendamiento y que esas cantidades o el porcentaje que se pacte se descontarán a posteriori del precio de venta.
  • Plazo en el que el inquilino podrá ejercer la opción, estableciendo un máximo, que suele ser de cinco años a tercero la casa durante el tiempo de vigencia del acuerdo.
  • El propietario tiene la obligación de mantener el contrato y no ceder, alquilar o vender
  • Penalizaciones si alguna de las partes incumple el acuerdo. Por ejemplo, debe recogerse cómo se te penalizará si finalmente descartas comprar la vivienda. Debes saber que la anulación de la operación conlleva perder el importe íntegro que se ha invertido en el alquiler. El dueño de la casa no estará obligado a reembolsarte las cantidades aportadas pese a haber sido superiores a la media del mercado.

En el contrato también deberían reflejarse las garantías adicionales que te pueda exigir el propietario. Es habitual que cuando el plazo de la opción de compra se prolonga demasiado, el dueño del inmueble solicite garantías de que se va a formalizar la compra. Y podría solicitar un dinero como adelanto en concepto de lo que se conoce como señal.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.