¡Me gusta!
¿Cómo quitar el óxido? 3 trucos caseros infalibles
Tu casa y Tú

¿Cómo quitar el óxido? 3 trucos caseros infalibles

El óxido se produce por la combinación de los metales con el oxígeno, especialmente cuando se suma el agua a la fórmula y, aunque puede tener su encanto en determinados objetos o viviendas, no suele dar muy buena impresión en los hogares, aportando sensación de suciedad y podredumbre, por no hablar de la debilitación que provoca en los materiales, deteriorándolos de forma paulatina.  

Si sufres este problema en tu vivienda y quieres eliminarlo, en Hipotecas.com te enseñamos cómo quitar el óxido a partir de trucos caseros, sin que necesites lijadoras o herramientas profesionales para realizar abrasiones sobre el hierro ni utilizar químicos que dañen el medio ambiente; solo con ingredientes que se encuentran en todas las casas. 

 

¿Cómo quitar el óxido con bicarbonato y limón?

El bicarbonato de sodio es un clásico en los remedios caseros de salud y trucos de limpieza y, en este segundo caso, suele emplearse para eliminar manchas difíciles o suciedad incrustada.

Se trata de una sal de ácido carbónico con un potente poder abrasivo que, unido a las propiedades desinfectantes del limón, se convierte en un gran aliado a la hora de eliminar el óxido.

Para realizar la fórmula magistral anti-óxido tendrás que mezclar el bicarbonato sódico con el zumo de limón y agua hasta formar una pasta.

Impregna el objeto con esta pasta y frota con la ayuda de un cepillo de dientes o un estropajo.

 

Eliminar la corrosión con vinagre de manzana

Otra solución sostenible para acabar con el óxido, entre otras funciones, es emplear vinagre. Se trata de un ácido natural que carcome la corrosión y permite que los objetos vuelvan a su estado original.

Aunque el vinagre blanco puede funcionar, es mucho más efectivo, por su composición, el de manzana.

Para devolver el brillo y color a cualquier objeto solo tienes que sumergirlo en un cuenco con vinagre, dejarlo actuar toda la noche -o más tiempo, según el grado de oxidación que haya- y frotarlo con un cepillo al día siguiente. Verás cómo quitar el óxido con este método resulta muy sencillo.

 

Recuperar el brillo y color natural con papel de aluminio

El papel de aluminio nunca deja de sorprendernos por la multitud de usos que ofrece este práctico y económico material.

Uno de ellos es su capacidad para borrar cualquier rastro de óxido de los objetos metálicos. ¿Cómo quitar el óxido con el papel de aluminio? Muy fácil: corta pedazos de papel de aluminio, mójalos en agua y rasca la superficie oxidada.

Además, al ser un material muy maleable, podrás acceder a todos los rincones y esquinas.

No olvides, en todos los casos, limpiar el objeto con un trapo seco, para eliminar los restos de óxido o de productos que hayan podido quedar, y recuerda usar guantes, como señalan en BricoyDeco, si no quieres terminar con las uñas negras por la suciedad que se desprenderá durante el proceso.

 

New Call-to-action

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.