¡Me gusta!
Escuela de Hipotecas

Compra o alquiler. ¿Cuál es la opción que más te conviene?

Todos hemos escuchado alguna vez aquello de que el alquiler es un concepto más europeo que la adquisición de vivienda, aunque hay quienes refutan ese argumento con frases como “para qué vas a pagar por una casa que al final no es tuya”, “el alquiler es tirar el dinero”…etc. Lo cierto es que ambas fórmulas, compra o alquiler, tienen beneficios, aunque la opción que más te convenga dependerá de tus circunstancias personales.

Si aún no tienes clara cuál es la mejor de las dos alternativas, considerar los pros y los contras de cada una de ellas te ayudará a escoger la que mejor se adapte a tu situación.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de elegir una de las dos opciones?

En primer lugar, es importante prestar atención a los aspectos financieros. Conocer cómo repercutirá sobre tu economía doméstica el hecho de convertirte en propietario es fundamental.

Una de las ventajas de ser propietario será que aumentarás tu patrimonio personal, pero antes de tomar la decisión debes preguntarte:

¿Necesitaré hacer cambios en mi presupuesto para comprar una casa?

¿Significará que tendré que apretarme el cinturón?

¿Ser propietario me permitirá ahorrar para un plan de pensiones o tener un fondo de ahorro por si sucediera cualquier emergencia?

Compra o alquiler. ¿Qué supone cada opción desde el punto de vista financiero?

La adquisición de una vivienda supondrá destinar parte de tus ingresos al pago de las cuotas de tu hipoteca pero deberás tener en cuenta que el pago de las mensualidades de tu préstamo no debe suponer más del 35% de tus ingresos netos.

Es importante ser prudente y pedir una cantidad inferior a la que te permite tu máxima capacidad de endeudamiento, sobre todo si optas por una hipoteca con interés variable. Ser propietario será una buena opción si puedes asumir las cuotas de una hipoteca con facilidad.

¿Y qué pasa si opto por el alquiler?

Un alquiler puede permitir ahorrar una pequeña cantidad de dinero mensualmente y no requiere de un desembolso tan alto como el de la compra. Esta opción te permitirá contribuir a otros ahorros como un plan de jubilación, viajes, inversiones o una futura compra de vivienda.

Otra de las ventajas del alquiler es que ante la mayoría de imprevistos el arrendador será quien deba asumir los gastos de situaciones inesperadas como la rotura de un electrodoméstico o una tubería, siempre que se haya hecho un uso correcto.

Compra o alquiler. ¿Qué supone cada opción a nivel personal?

Después de conocer los aspectos financieros llegará el momento de plantearse el impacto de una compra o un alquiler a nivel personal.

Convertirse en propietario supone un compromiso que requiere de una planificación previa y de conocer tus objetivos a largo plazo pero también presenta muchas ventajas:

En primer lugar, vivir en tu propia casa te aportará la sensación de seguridad, aunque acabes de adquirirla.

Tener una vivienda en propiedad te permitirá realizar obras y cambios que, en el caso del alquiler deberás consultar previamente con el propietario. Además, si tu trabajo es estable y quieres permanecer en la misma zona, la opción de la compra puede ser la más adecuada para ti.

Por el contrario, el alquiler te dará más libertad y posibilidades de movilidad geográfica en caso de cambiar de provincia o país por circunstancias laborales o personales.

Otra de las ventajas de alquilar supone poder vivir en la zona de la ciudad que desees, mudarte a una vivienda más amplia y cambiar de zona cuando decidas o cambien tus circunstancias.

Si aún tienes dudas entre el alquiler y la compra, otra de las opciones por las que puedes optar es el alquiler con opción compra. Esta fórmula te permitirá disfrutar del pago de mensualidades inferiores a las de un préstamo hipotecario, pudiendo descontar del precio de compra el importe abonado en concepto de alquiler en el momento de realizar la compra.

¿Buscas un piso?

Encuéntralo en www.oportunidadbancaria.com

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.