alquiler con opción a compra en Madrid

¿Interesa un alquiler con opción a compra en Madrid?

Es una fórmula con la que puedes convertirte en propietario del inmueble tras comprobar como inquilino que es tu vivienda ideal

Aunque no es una fórmula muy extendida en el mercado inmobiliario madrileño, el alquiler con opción a compra puede ser una atractiva alternativa para las personas que quieran independizarse y crear su propio hogar. Es, además, el primer paso hacia la compra con el que puedes comprobar durante unos meses como inquilino si se trata de tu casa ideal.

El alquiler con opción a compra puede resultar muy interesante para los propietarios de viviendas vacías teniendo en cuenta el exceso de oferta que existe en muchos barrios de Madrid y el tiempo medio de venta. Sin duda, esta opción puede facilitar la retirada del cartel de ‘Se Vende’ del inmueble.

New Call-to-action

Quizás sea una propuesta que puedas hacer al dueño de una vivienda que te encandile, aunque él no la haya valorado. No olvides que la principal ventaja de esta fórmula es que puedes cerrar con el propietario el precio de compra a día de hoy y ejecutar la opción de compra en el plazo convenido, con independencia de sí en ese tiempo se encareciera el mercado inmobiliario.  Si transcurrido el plazo, que suele oscilar entre uno y cinco años, el valor del piso se hubiera depreciado tendrías derecho a desestimar la operación.

Hasta que llegue el momento de ejecutar la opción de compra, ocuparás la casa como inquilino abonando una renta mensual que, por lo general, suele situarse algo por encima de la media del mercado.  Pero este dinero que invertirás en el alquiler se descontará del importe de venta que negocies por la compra del inmueble.

alquiler con opción a compra en Madrid

Eso sí: si finalmente descartas la compra, da por perdido el importe desembolsado. El dueño de la casa no estará obligado a reembolsarte las cantidades aportadas en concepto de arrendamiento.

Ten presente que la opción de compra no es una obligación. Puedes desestimarla si lo consideras oportuno o seguir adelante con ella.

Debidos a las particularidades del alquiler con opción a compra, es imprescindible recogerlas en un contrato para evitar conflictos entre las partes. Podríamos decir que el documento que se firma es un doble contrato que refleja, por un lado, las cláusulas del alquiler y, por otro, las correspondientes al arrendamiento.

Recuerda que es imprescindible que queden por escrito los siguientes puntos:

  • Acuerdo entre las partes, en la que una se obliga a vender el inmueble, mientras que la otra se reserva el derecho de compra.
  • Precio por el que se ejercerá la opción de compra de la vivienda.
  • Plazo en el que el inquilino podrá ejercer la opción, estableciendo un máximo, que suele ser de cinco años.
  • Pago mensual en concepto de arrendamiento y cómo se van a descontar las cantidades abonadas del precio final de venta.
  • Quién se ocupa de abonar el pago del recibo de la comunidad y quién financia las reformas mientras dura el periodo de alquiler.
  • Penalizaciones previstas para el propietario en el caso de incumplir el pacto alcanzado para la venta del inmueble.

 

New Call-to-action

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.