¡Me gusta!
Tu casa y Tú

Decora tu casa con Feng Shui

El Feng Shui es una filosofía oriental milenaria que busca llevar la armonía y el bienestar al hogar. Hay quien asegura sus beneficios y aconseja aplicarla en la decoración y la distribución de un hogar para que se llene de buenas vibraciones. Aunque no lo creas, llevar el Feng Shui a tu casa es mucho más fácil de lo que parece. Hoy, te contamos como hacerlo.

El Feng Shui busca llenar el hogar de energía positiva

Según la tradición Feng Shui, debemos intentar llenar nuestro hogar de energía positiva y huir de la negativa. Para conseguirlo, debemos distribuir nuestros espacios buscando el equilibrio y respetando los flujos de energía. Una de las leyes de esta filosofía oriental es la simplicidad: menos siempre es más.

uci-hipotecas-feng-shui-salonLa proporción y el equilibrio son muy importantes en el Feng Shui, por lo que se recomienda no cargar las estancias de muebles, buscar que combinen entre sí y distribuirlos según su función práctica. Los expertos recomiendan separar espacios: no es lo mismo el salón que el comedor, aunque estén en la misma estancia.

En el Feng Shui también son muy importantes las actividades sociales por lo que las estancias comunes del hogar deben ser acogedoras y fomentar la charla y el intercambio.

Deben primar los colores claros, la naturaleza y la luz natural

Esta tendencia decorativa nos anima a aprovechar la luz natural, por lo que es preferible elegir colores claros, tanto en el mobiliario como en la pintura y en los accesorios decorativos. Para esta filosofía, también tienen un peso significativo los elementos de la naturaleza, como las plantas o los animales, tanto como seres vivos, como de inspiración para decorar en accesorios y estampados textiles.

feng-shui-3Feng Shui en el dormitorio

El dormitorio es uno de los elementos fundamentales de nuestro hogar y representativo de los pilares del Feng Shui, como lugar de descanso y desconexión. La cama es el elemento central de todo dormitorio y por ello, según las recomendaciones del Feng Shui, el resto de elementos deben distribuirse en torno a ella, siempre guardando la proporción. No se recomienda que la cama dé a una puerta o ventana ni a un pasillo abierto y, si no se puede evitar, es mejor cubrir ese espacio con cortinas o biombos para aislar la estancia y dar sensación de seguridad y privacidad. Tampoco se recomienda poner la cama cerca de una viga, pues da sensación de carga, no solo física, sino también espiritual.

La orientación de la cama también es importante y tiene significados diferentes. La orientación hacia el norte favorece la salud, mientras que una cama que mira al sur estimula los sueños y la intuición. Si la orientamos hacia el este, se refuerzan las ganas de vivir y el dinamismo. En cambio, la cama que se orienta al oeste ayuda contra el estrés y la ansiedad.

El Feng Shui rehúye de los elementos que puedan molestarnos mientras descansamos. No coloques escritorios, ordenadores ni televisiones cerca de la cama. No solo dificultan la llegada del sueño, sino que pueden ser molestos y favorecer el nerviosismo. La misma lógica debe seguirse a la hora de elegir sábanas y cortinas: mejor colores y estampados suaves y relajantes.

Por último, ordenar el armario es uno de los puntos clave en tu lista. Elige armarios redondeados y sencillos, huye de acabados puntiagudos y de muebles demasiado altos. Y, sobre todo, ordénalo y asegúrate de que el equilibrio que buscas en la estancia también se mantenga en la distribución de tu ropa.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.