¡Me gusta!
diferencia entre préstamo y crédito
Escuela de Hipotecas

¿Qué diferencia hay entre un préstamo y un crédito hipotecario?

Cuando se trata de temas relacionados con la financiación de una vivienda, es habitual hablar de préstamos hipotecarios. Con frecuencia, sin embargo, empleamos el término crédito hipotecario. ¿Es lo mismo préstamo que crédito? ¿Hay  alguna diferencia entre préstamo y crédito hipotecario?

Debes saber que ambos sirven para financiar la compra de una casa, pero el crédito hipotecario presenta algunas características diferentes a las del préstamo. Como norma general, mientras que con un préstamo el banco entrega al cliente toda la financiación que necesita para la compra de la vivienda, con el crédito se dispone del capital a medida que se va necesitando.

Descubre la diferencia entre préstamo y crédito hipotecario

Un préstamo hipotecario es un contrato por el que un cliente recibe de una entidad financiera una cantidad de dinero equivalente a un porcentaje del valor del inmueble que deja en garantía en el momento de la firma de la escritura.

En el préstamo hipotecario el titular está obligado a devolver el capital prestado más los correspondientes intereses en cuotas mensuales hasta el momento del vencimiento del plazo pactado para la amortización. En este caso, la entidad financiera cuenta con el inmueble como garantía, o lo que es los mismo, una hipoteca sobre la vivienda, en el supuesto de impago. Así, si el titular del préstamo no puede afrontar sus deudas el banco podrá ejecutar sus garantías.

Por su parte, el crédito hipotecario es un contrato por el que la entidad entrega un dinero al cliente y cuya garantía también es un bien inmueble.  A diferencia del préstamo hipotecario, permite recuperar el capital amortizado y disponer de él en pequeñas cantidades según se vaya necesitando. Y a medida que se vaya devolviendo el dinero, se podrá ir disponiendo de más, siempre y cuando no se sobrepase el límite pactado. Para que te hagas una idea de un modo sencillo, el crédito hipotecario funciona como si fuera una tarjeta de crédito.

La diferencia entre préstamo y crédito hipotecario también se produce en cuanto al pago de intereses. Mientras que en el préstamo los intereses se pagan por la totalidad de la deuda, en el crédito se van abonando en función del dinero que se vaya disponiendo. Eso sí: el tipo que se aplica por las cantidades dispuestas suelen ser más elevadas que el que se fija en un préstamo hipotecario. Además, los bancos también suelen aplicar una comisión mínima por el saldo que no se ha utilizado.

El principal problema se presenta para un titular de un crédito hipotecario cuando decide cambiar de banco y pretende que le aprueben una subrogación en otra entidad.  Si con un préstamo, la subrogación permite conseguir unas condiciones más favorables con costes casi inexistentes para el cliente, en un crédito resulta prácticamente misión imposible.

Ten en cuenta que si tuvieras un crédito hipotecario y te encontraras en esta tesitura, el banco te indicaría que cancelaras el producto y abrieras uno nuevo. Dada la complejidad de los créditos hipotecarios, los expertos no recomiendan contratar estos productos para adquirir una vivienda a no ser que cuente con formación financiera específica.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.