¡Me gusta!
Vivienda de segunda mano

Aspectos a considerar antes de comprar una vivienda de segunda mano

Comprar una vivienda es una de las decisiones importantes de nuestra vida. Supone un desembolso económico muy importante, que en la mayoría de los casos significa un compromiso a largo plazo con la entidad que nos proporcione la financiación.

New Call-to-action

Con la situación económica actual y el sector de la construcción centrado en la rehabilitación y no en la nueva construcción, la actividad inmobiliaria se está desarrollando cada vez más sobre la compraventa de viviendas de segunda mano. Las cifras lo confirman. Según datos del Consejo General del Notariado correspondientes al mes de febrero, mientras que la compraventa de pisos nuevos bajó hasta un 34% interanual, la venta de los de segunda mano se incrementó en cerca de un 3,5% en el mismo periodo.

A tenor de los datos, parece que el mercado inmobiliario de segunda mano es uno de los más activos en la actualidad. Pero comprar una vivienda de segunda mano requiere de algunas comprobaciones previas para asegurarnos que después de la compra no tendremos ningún problema. Hoy te explicamos los más importantes:

Revisar la vivienda y valorar las obras a hacer

 El mercado de las viviendas de segunda mano es uno de los más dinámicos porque en la actualidad ofrece precios muy competitivos. Pero ese precio puede variar considerablemente si la casa o el piso requieren de obras de rehabilitación o restauración. Por eso, es de vital importancia revisar minuciosamente la vivienda: desde el estado de la estructura o de las instalaciones de luz, agua, gas o calefacción, hasta el estado de los muebles de la cocina y el baño o de las puertas.

Además de evitarnos una sorpresa desagradable una vez realizada la compra, toda la información que recojamos antes de la adquisición nos ayudará a decidir qué obras tendríamos que realizar y su presupuesto estimado, un buen motivo para elegir si esa casa es la más adecuada para nosotros.

Revisar la comunidad

 Si se trata de un piso o de una vivienda unifamiliar, el segundo paso es revisar la situación de los espacios comunes. ¿Se trata de un edificio muy viejo? ¿Necesitará de reformas en breve? ¿Cómo está el ascensor? ¿Tiene piscina? ¿En qué situación está?

Es también información importante que debes tener en cuenta para evitar llevarte una desagradable sorpresa por tener que hacer frente a una derrama desmesurada nada más comprar tu nueva vivienda. En la comunidad de propietarios, el administrador o el presidente te podrán indicar si tienen previsto algún tipo de obra a corto plazo

Revisar que la vivienda no tenga ninguna carga añadida

 Este punto también resulta esencial pero, ¿qué información debes pedir? y ¿a quién?

Comunidad de propietarios. El administrador o presidente de la comunidad te dirá si el piso tiene alguna deuda pendiente con la comunidad.

Ayuntamiento del municipio donde esté la vivienda: Puedes informarte sobre la situación del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Una vez más, si los anteriores propietarios tienen alguna cuota pendiente, también podría recaer sobre el nuevo propietario una vez firmado el contrato de compraventa.

En el Ayuntamiento también podrás consultar si la calle o zona donde se sitúa el edificio está afectada por algún plan de urbanización o expediente urbanístico que pueda suponer algún inconveniente en el futuro.

Registro de la Propiedad: Aquí podremos informarnos sobre la titularidad y las posibles cargas de la vivienda, como por ejemplo una hipoteca.

La información que nos proporcione el Registro de la Propiedad será de vital importancia para conocer si las características de la vivienda (por ejemplo, los metros cuadrados útiles) son las reales o, por ejemplo, si la titularidad es únicamente del vendedor. Este organismo también nos puede confirmar si se trata de una vivienda hipotecada (si lo fuera, esta deuda recaería sobre el comprador).

New Call-to-action

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.