¡Me gusta!
extinción de condominio

Ventajas e inconvenientes de la extinción de condominio

La llegada de un divorcio no suele ser fácil. A la cuestión sentimental se suma la parte económica y, cuando existe una vivienda en propiedad hipotecada por ambos cónyuges la separación supone, en muchas ocasiones, tener que vender la vivienda para cancelar la hipoteca y repartir las ganancias, o que uno de los cónyuges adquiera la vivienda al otro.

Sin embargo, otra alternativa en estos casos es realizar una extinción de condominio, utilizada cuando se desea transmitir un bien del que son propietarias varias personas, como en el caso de un matrimonio en régimen de gananciales en el que la casa pertenece al 50% a cada uno de los cónyuges. La extinción de condominio supone el fin de esa copropiedad para que el 100% de la vivienda pase a pertenecer solo a uno de los dos.

New Call-to-action

También se puede utilizar para casos como el de una casa propiedad de dos hermanos, familiares o personas con algún otro vínculo. Llegando a un acuerdo, se puede hacer una extinción de condominio para que uno de los dos se la quede abonando a su hermano la el valor acordado. Lo único que tendrían que pagar es el Impuesto Actos Jurídicos Documentados.

 

Ventajas de una extinción de condominio

Una de las primeras ventajas de la extinción del condominio es en lo relativo a impuestos, ya que ya que solo se paga el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) y los gastos de notario.

Se evita por tanto el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que sí tendríamos que abonar en el caso de una venta entre ambas partes.

Por último, también ahorraremos el Impuesto de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, también conocido como plusvalía, debido a que la extinción del condominio no tributa si se realiza a favor de los copropietarios de la vivienda.

 

Inconvenientes

Al realizar una extinción de condominio, uno de los propietarios deja de serlo ante el Registro de la Propiedad pero no ante la entidad financiera, por lo que seguiremos siendo cotitulares en esa deuda.

Para dejar de ser cotitular o deudor sería necesario firmar una nueva hipoteca o realizar una subrogación.

New Call-to-action
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.