¡Me gusta!
hipoteca-puente-2016
Escuela de Hipotecas

Hipoteca puente 2016: descubre sus ventajas

¿Ha aumentado tu familia y la casa se os ha quedado pequeña? Seguro que ya  has echado el ojo a otra mucho más espaciosa, pero necesitas vender la tuya -que, además, no has acabado de pagar- para embarcarte en un nuevo proyecto.

No dejes escapar la oportunidad si ese inmueble se adapta a tus necesidades. Una hipoteca puente puede ser la solución. Debes saber que este es un instrumento financiero que te permite adquirir una nueva vivienda a partir de la que ya tengas en propiedad.

 

La peculiaridad de esta hipoteca puente 2016 es que integra en un mismo contrato los dos préstamos hasta que vendas tu actual casa. Y como garantía, el banco utiliza los dos inmuebles.

Como titular de la hipoteca, abonarás una sola cuota durante los primeros meses de amortización. La mensualidad, a priori, será más reducida que si tuvieras que costear pagos simultáneos por los dos préstamos. Eso sí: la condición es que te desprendas de tu vivienda anterior en un plazo determinado. Generalmente, te exigirán que cierres la venta en un plazo que oscila entre dos y cinco años, dependiendo de la entidad financiera y tu capacidad para negociar.

Lo ideal, en la coyuntura actual, es pactar un plazo amplio y contar así con margen para conseguir un precio razonable y que no malvendas el inmueble.

No obstante y para facilitar el periodo ‘puente’, las entidades te ofrecerán diferentes propuestas para afrontar con más soltura la cuota mensual. Te conviene tener claro cuál se acomoda más a tu situación.

Una vez que vendas tu primera casa, se cancelará la parte del préstamo pendiente, y la hipoteca se reconvertirá  en una hipoteca normal. Lo  habitual es que en esta nueva etapa el tipo que marque la entidad sea más bajo que el del préstamo puente.

Si estás decidido a solicitar este producto, debes tener presente que, previsiblemente, la entidad financiera endurecerá sus exigencias por las peculiaridades de la operación.

Dependerá, sobre todo, del préstamo pendiente de amortizar y del capital extra que requiera la compra del nuevo inmueble. Y como en otras operaciones similares, el banco valorará:

  • Los ingresos mensuales de tu hogar.
  • Disponer de ahorros suficientes. La entidad no financiará más del 80% del valor de tasación de la nueva propiedad, por lo que es fundamental aportar el capital restante.

Lo ideal sería pactar un plazo amplio para vender la casa. Si cuentas con margen de maniobra, habrá más posibilidades de vender la vivienda al precio que quieres.

En cualquier caso, debes medir los riesgos que pueden ir aparejados a una hipoteca puente si surgen imprevistos. Por ejemplo, si no vendes la vivienda en el tiempo acordado con el banco, pagarás una mayor mensualidad y puede que alguna comisión adicional, si es que así lo ha establecido la entidad.

También debes tener en cuenta que estás expuesto a las fluctuaciones del precio de la vivienda. Si el mercado se mueve a la baja, el precio de la vivienda podría ser inferior y, por tanto, el importe de tu hipoteca tras la venta sería mayor.

Y, por supuesto, debes saber que, en caso de impago, el banco podría ejecutar las garantías sobre las dos viviendas.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.