¡Me gusta!
hipoteca sin avales
Escuela de Hipotecas

Como conseguir una hipoteca sin avales

Conseguir una hipoteca sin avales no es una misión imposible, siempre y cuando la entidad financiera, al analizar tus circunstancias económicas y personales, compruebe que puedes asumir el pago de la misma. No obstante, en una hipoteca lo habitual es que la garantía sea la propia vivienda que se adquiere.

En el supuesto de necesitar avales, normalmente se suele contar con la ayuda de algún familiar que, en caso de impago, tendrá que hacer frente a las deudas con su patrimonio.

No obstante, no está de más que conozcas los factores que sopesan las entidades financieras a la hora de realizar un estudio de riesgos y conceder una hipoteca sin avales.

Requisitos para conseguir una hipoteca sin avales

Tu edad: Cuanto más joven eres, más probabilidades existen de que la entidad te pida avales para concederte el préstamo hipotecario. Cuanto menor edad tiene el solicitante, se presupone que tiene mayor inestabilidad laboral, menores ingresos, etc.

Tu situación laboral: El banco valorará especialmente tu estabilidad laboral, antigüedad en la empresa, tu salario y los ingresos mensuales del hogar.  Lo ideal es que la cuota de la hipoteca que afrontes no supere entre 30 o 35% de los ingresos mensuales. Siendo dos personas las que aporten  ingresos, es menos probable que te exijan garantías adicionales.

Si eres trabajador autónomo, la cosa será un poco más complicada. Deberás demostrar que tu negocio o tu actividad están asentados y generan beneficios.

No tener deudas: Es imprescindible no tener deudas y no aparecer en ficheros tales como el RAI o el ASNEF.

Ahorros: La entidad valorará de forma positiva el ahorro que tengas en tu “hucha” para afrontar los gastos de la adquisición de la vivienda y, por ende, el porcentaje de la operación que puedas financiar con tus recursos.

Si cumples estos requisitos, tendrás bastante despejado el camino para lograr la financiación que buscas sin la necesidad de presentar avales. Cuentas con el perfil de cliente solvente que manejan las entidades financieras.

Pese a no existir garantías adicionales para otorgarte el préstamo, la entidad sí puede pedirte que suscribas productos adicionales, como un seguro de vida o un seguro de protección de pagos.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.