¡Me gusta!
Tu casa y Tú

Los mejores colores para decorar la habitación de un bebé

¿Estás esperando un bebé? Entonces seguro que estarás preparando todo para su llegada, ropa, cuna, muebles y, por supuesto, también su habitación.

Aunque hace unas semanas ya te contábamos cómo decorar la habitación de un bebé hoy te hablaremos de otro aspecto esencial: elegir el color de las paredes.

Blanco

La habitación de un recién nacido debe ser lo más relajante y acogedora posible, por lo que utilizar tonos claros en las paredes y en los muebles es, sin duda, la mejor opción. El blanco, además, te ayudará a dar un aspecto más luminoso a la estancia, que también visualmente resultará más amplia. ¿Se puede pedir más? Quizá lo encuentres un poco aburrido,  pero ten en cuenta que este tono es ideal para combinarlo con otros tonos más vivos que den más alegría a la habitación.

100-Hogares-Decoracion-Colores-para-la-habitacion-de-un-bebe-3

 

Azul

El azul, aunque es un color frío, tiene propiedades relajantes que pueden beneficiar al bebé. Eso sí, intenta que la tonalidad elegida no sea demasiado intensa y combínalo con elementos de madera o tonos cálidos –los crema suelen quedar muy bien– que te permitan crear un ambiente acogedor y no impersonal.

100 Hogares-Decoracion-Colores-para-la-habitacion-de-un-bebe-2

 

Rosa

Aunque poco a poco la sociedad va plantando cara a los estereotipos sexistas, seguramente sólo te plantees utilizar este color en las paredes de una habitación si estás esperando una niña. Desde luego, las tonalidades rosáceas darán un aire muy femenino a la habitación y, en sus versiones más claras, transmitirán calma y tranquilidad al bebé. Puedes combinarlo con tonos de rosa más oscuros, con blanco o con elementos de madera, que como apuntábamos antes siempre aportan calidez.

100-Hogares-Decoracion-Colores-para-la-habitacion-de-un-bebe-4

 

Colores neutros

Si el blanco te parece soso y quieres huir de los azules y los rosas, siempre puedes recurrir a los colores neutros. Hoy en día, el gris es un color de moda, pero también puedes optar por pintar las paredes en tonos beige, crema, tierra, etc. Lo único que debes tener en cuenta es que los tonos más oscuros pueden alterar la tranquilidad de los recién nacidos, por lo que lo ideal sería que optaras por utilizar un tono claro para la base y otro más oscuro para destacar algunos detalles de la habitación. Si utilizas el gris, que como comentábamos está muy cotizado hoy en día, ten cuidado con la frialdad que transmite, puesto que es importante que el ambiente que rodea a un bebé sea lo más cálido y acogedor posible.

100 Hogares-Decoracion-Colores-para-la-habitacion-de-un-bebe-1 Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.