¡Me gusta!
Tu casa y Tú

“No entiendo un hogar sin libros ni sin plantas”

Silvia López, clienta de hipotecas.com

Tiene 34 años, acaba de comprar su primera vivienda y lo ha hecho con Hipotecas.com. La joven periodista y correctora Silvia López, que trabaja en una editorial especializada en temas de enfermería, ha adquirido un pequeño piso en el barrio madrileño de El Pilar, donde se crió y donde guarda algunos de los mejores recuerdos de su infancia. Pronto, después de hacer unas “pequeñas reformas”, se trasladará al nuevo piso, en el que no faltarán ni libros ni plantas. “No entiendo el hogar sin esos dos elementos”, dice.

Esta ávida lectora, una romántica del papel que por practicidad ha incorporado al libro electrónico como uno de sus básicos, quiere disfrutar de su hogar, en el que tampoco puede faltar un ordenador. “Pese a estar toda la jornada laboral delante de una pantalla de ordenador, cuando llego a casa siempre tengo tiempo para buscar cosas que me interesen en Internet o leer el periódico digital”, explica Silvia.

La lectura es una de sus principales aficiones, pero también el teatro y el cine. “Me encanta pasear”, añade esta joven que asegura ser una persona que sopesa qué riesgos está dispuesta a asumir o no. Por eso optó por una hipoteca a tipo fijo a treinta años. En esta entrevista nos explica un poco más sobre todo el proceso y cómo escogió el que pronto será su hogar.

¿Por qué decidiste comprar una vivienda?

Desde que empecé a trabajar hace diez años he tenido en mente comprar mi propio piso, mi primera vivienda. Pero tenía muy claro también que quería hacerlo de forma paulatina, para poder disponer de ahorros. Cuando decidí dar el paso, estalló la crisis económica y en aquel momento, sobre todo por temas laborales, decidí no hacerlo. Ahora tengo una mayor estabilidad laboral y el precio de la vivienda también ha bajado, así que he decidido aprovechar la oportunidad.

¿Qué factores te hicieron decidirte por tu piso?

Sobre todo, la zona. Tenía muy claro que quería seguir viviendo en el barrio en el que me he criado. No quería moverme de ahí. Además, como compré el piso yo sola y para mí sola, no tenía que ser un piso demasiado grande tampoco, fundamentalmente por una cuestión económica. No puedo hacer frente a una hipoteca mayor.

¿Qué era lo imprescindible que debía tener tu vivienda, además de estar en tu barrio?

Mis imprescindibles a la hora de buscar mi primera vivienda eran que el edificio tuviera ascensor y que el piso tuviera el máximo de comodidades posibles, como calefacción y aire acondicionado. Y, sobre todo, que tuviera una cocina separada, aunque fuera pequeñita.

¿Se cumplen todas ellas?

Sí, es lo que estaba buscando.

¿Cuánto tiempo estuviste buscando hasta encontrarlo?

Con la idea de comprar un piso estuve, a lo mejor, unos cinco meses, pero buscando realmente estuve tan sólo un par de meses.

¿Definirías lo tuyo con tu piso como un flechazo?

Un poco, sí. Era el cuarto piso que veía. Creo que cuando entras en el piso que debe ser tuyo, te das cuenta prácticamente al instante. Cuando accedía a los otros pisos siempre pensaba “no está mal”, “podría ser”… En cambio, la primera vez que vi el que ahora es mi piso pensé: “es este”. No tuve dudas. ¿Por qué? Por muchas cosas. Dentro del barrio, la zona donde está es perfecta, las condiciones en las que está también eran buenas (necesita pocas reformas para poder entrar a vivir) y, además, tenía todo lo que yo quería en mi primera vivienda.

¿Por qué decidiste formalizar tu hipoteca con Hipotecas.com?

Compré el piso yo sola y no tengo contrato indefinido (aunque hoy en día tampoco es ninguna garantía), así que era un perfil que muchas entidades bancarias no aceptaban. En cambio, llegué a Hipotecas.com y ellos vieron enseguida que mi perfil se adecuaba a las condiciones que requerían. Además, las condiciones que me ofrecían respecto a otras entidades eran bastante mejores.

¿Qué te sorprendió más, de todo el proceso que conlleva firmar una hipoteca?

Sorprenderme, la verdad, es que poco. Cuando decidí comprar mi primera vivienda, me metí de lleno a ello. Me informé mucho sobre todo, porque sabía lo que suponía comprar una vivienda y tener una hipoteca, pero todo lo relacionado con la terminología utilizada y aquellos conocimientos más técnicos que son necesarios saber a la hora de tomar una decisión concienciada, los desconocía. Todo era nuevo para mí. Así que cuando decidí dar el paso, antes de empezar a buscar, me informé todo lo que pude. Además, en Hipotecas.com me asesoraron muy bien. Por eso, por el camino no me encontré con ninguna sorpresa. Lo que sí que me ha sorprendido es que ha sido un proceso bastante rápido y yo pensaba que se iba a retrasar más.

Entonces, desde que decidiste comprar un piso hasta que el piso fue tuyo no pasó demasiado tiempo.

¡Qué va! Desde que firmé el contrato de arras hasta que firmé con el notario tan sólo pasó un mes. Es cierto, no obstante, que previamente me había informado sobre si realmente me iban a conceder la hipoteca. Incluso antes de ponerme a buscar el piso.

¿Antes de encontrar el piso, optaste por firmar con Hipotecas.com?

Sí. Antes de ponerme a buscar, “hice cuentas”, como dicen los mayores. Establecí cuánto me podía permitir invertir en mi piso y busqué qué entidad me garantizaba poder hacerlo. A partir de ahí, empecé a buscar el piso.

¿Qué tipo de hipoteca elegiste?

Escogí una hipoteca a tipo fijo para treinta años.

¿Incluso ahora que parece que las hipotecas variables ofrecen un tipo de interés más bajo?

Sí. Esta es una pregunta que me han hecho bastante últimamente. Todo depende de la forma de ser de las personas, de la aversión al riesgo que uno tenga y de la seguridad que necesite. Y yo soy una persona que sopesa mucho si asumir un riesgo o no. Es cierto que ahora, por el tipo de interés, puede que convenga una variable, pero, ¿qué pasará dentro de diez años? ¿Y de veinte? ¿Y de treinta? Ahora me puedo permitir la cuota que me han estipulado en la hipoteca y, a la vez, tengo la seguridad de saber que en los próximos treinta años esa cuota no va a variar. También es cierto, no obstante, que es una decisión que puede variar mucho en función del producto que te ofrezcan. Una hipoteca fija normalmente tiene unos tipos de interés bastante altos y antes no te la daban para 30 años, sino para muchos menos, con lo que la cuota era, seguramente, demasiado alta. Así que el producto que hipotecas.com me ofreció, en mi situación y con mi carácter, era el ideal: con unos intereses medianos y a 30 años. ¡A partir de ahí, a vivir tranquila!

¿Vives ya en tu piso?

Todavía no. Aunque la vivienda no necesita reformas, antes de trasladarme quiero hacer algunos cambios. Ahora estoy pidiendo presupuesto y ver si puedo hacer frente a la obra antes de amueblarlo y trasladarme a vivir ahí.

Te gusta mucho leer. ¿Qué espacio dedicarás a los libros en tu casa?

Tengo una terraza muy pequeñita, así que lo que me gustaría es unirla al salón y utilizarla como pequeña biblioteca. Allí pondría todos los libros y también plantas, muchas plantas. No entiendo un hogar sin libros ni plantas.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.