¡Me gusta!
Tu casa y Tú

Organiza tu oficina en casa

Trabajes desde casa o no, disponer de un espacio que funcione como pequeña oficina en casa te puede ser de mucha utilidad. Puede ser el lugar donde esté ubicado el ordenador principal, la impresora o el material de oficina. También puedes utilizar este rincón de la casa para gestionar y archivar todo el papeleo que entra en el hogar (facturas y recibos, garantías, informes médicos,…) y tengas todo aquello relacionado con la organización de tu vida y la de tu familia (agenda de la familia, presupuesto…). En definitiva, se trata de un área desde la que puedes gestionar el funcionamiento de tu hogar.

Si además trabajas desde casa o tu horario laboral es flexible y sueles llevarte tareas pendientes para hacer desde allí, este espacio organizado y definido como oficina será aún más imprescindible. En ese caso, disponer de un área para poder trabajar te ayudará a mantenerte organizado y seguramente serás mucho más productivo.

¿Cómo debe ser este espacio?

El tamaño del espacio es variable y depende, claro está, del tamaño de tu casa. Puede tratarse desde toda una habitación dedicada a este fin, con escritorio, estanterías y cajones, hasta un pequeño espacio en la cocina o la sala de estar. Incluso puedes aprovechar un rincón en el pasillo. Pero si hay algo importante a tener en cuenta cuando elijas ese espacio es que lo puedas dedicar exclusivamente a las funciones de oficina. No lo compartas con otras cosas.

¿Qué elementos debe tener una oficina en casa?

La respuesta a esta pregunta dependerá de las funciones exactas que le quieras dar a ese espacio. Pero, de forma general, lo que no debe faltar en una oficina en casa es lo siguiente:

Una mesa: Puede ir desde un escritorio de despacho hasta una pequeña mesa o un pedacito del mueble de la cocina. Sea como sea, se trata de reservar una superficie para instalar la oficina y que dedicaremos tan sólo a esas tareas.

Una buena silla: Será muy importante si debes trabajar durante muchas horas. Invierte en una silla ergonómica. Tu espalda te lo agradecerá.

El ordenador: La mayoría de los hogares tienen hoy en día un ordenador, sea fijo o portátil. Suele ser el elemento central de la oficina en casa.

Otros aparatos electrónicos: En la oficina también podemos instalar la impresora, el teléfono fijo o una trituradora de papel, por ejemplo.

Almacenaje: Una vez más, esto dependerá de las funciones que le demos al espacio, pero seguramente nos será de utilidad disponer de cajones en los que guardar el material de oficina o de un pequeño estante para colocar archivadores con toda nuestra documentación.

Material de oficina: Lápices y bolígrafos, folios, clips, post-it, archivadores, carpetas,… Todo este material lo podemos guardar en nuestra pequeña oficina.

Tablón: Si queremos convertir ese espacio en el centro de operaciones de nuestra casa, también nos será de utilidad instalar un tablón o una pequeña pizarra donde podemos tener un calendario o recordatorios para las cosas más urgentes.

¿Qué otras cosas debes tener en cuenta para organizar tu oficina en casa?

Sea del tamaño que sea, esté ubicado donde esté y tenga el material que tenga, para el correcto funcionamiento de tu oficina en casa debes tener en cuenta estos consejos:

Haz del orden una prioridad. Seguramente vale para todos los espacios de casa, pero en éste seguramente más. Si quieres que tu oficina sea eficiente, mantenla siempre organizada. No permitas que la superficie de trabajo se llene de material ni que las cosas que estén fuera de su lugar. Si hace falta, ordénalo todo al final del día. Deja a mano tan sólo lo estrictamente necesario.

Controla el flujo de entrada de papel: Si hemos convertido nuestra oficina en el lugar en el que gestionamos el papeleo que entra en casa, nos será de gran utilidad tener un sistema ordenado para él. No permitas que se acumule en pilas. Diseña tu propio sistema de organización: por ejemplo, tener varios archivadores para los diferentes tipos de papel que entran en casa. Instala una bandeja en la que todos los miembros de la familia dejen los papeles importantes. Una vez por semana, procesad toda esa información y archivarla donde tenga que ir.

Controla los cables: Si en la oficina tenemos varios aparatos electrónicos como el ordenador y la impresora, será también un lugar donde se acumulen muchos cables. Busca un sistema para que no se enmarañen entre ellos y den sensación de desorganización.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.