¡Me gusta!

¿Puedo cambiar mi hipoteca de banco?

En la mayoría de los casos la hipoteca suele contratarse a largo plazo (con un máximo de 30 años), esta circunstancia hace que mantengamos una relación con nuestra entidad durante un largo periodo de tiempo. Pero, ¿Existe la posibilidad de cambiar mi hipoteca de banco? Sí, y puedes conseguir además unas condiciones más ventajosas. Esta opción es la denominada “subrogación del préstamo” (subrogación acreedora).

Hoy en hipotecas.com te daremos respuesta a algunas de las cuestiones que debes conocer si deseas realizar una subrogación de tu préstamo.

New Call-to-action

¿Qué es la subrogación hipotecaria?

El concepto de subrogación se puede definir como la sustitución de un sujeto por otro en un mismo lugar o situación. En este caso vamos a hablar de la “subrogación hipotecaria” que es el proceso a través del cual un préstamo hipotecario puede trasladarse de una entidad a otra.

Este proceso se realiza por iniciativa del cliente, que busca cambiar la hipoteca de banco con el objetivo de mejorar sus condiciones financieras. La nueva entidad (subrogante) deberá emitir una oferta al cliente con esas nuevas condiciones y simultáneamente informará al banco antiguo (subrogado) que podrá igualar las condiciones ofrecidas y de este modo conservar al cliente. En el caso de que la entidad subrogada no mejore o iguale esas condiciones el cliente podrá cambiar la hipoteca a la nueva entidad.

¿Puedo cambiar mi hipoteca de banco? Sí, pero con gastos

La subrogación no es un proceso gratuito, el cliente deberá asumir una serie de gastos, como son la comisión por subrogación, gastos de tasación, honorarios de la Notaría y los gastos de inscripción en el Registro de la Propiedad.

¿Existen alternativas a la subrogación?

Además de la subrogación hipotecaria, existen otros mecanismos que nos permiten cambiar nuestra hipoteca de banco, o en su caso, modificar sus condiciones con la misma entidad.

Subrogación hipotecaria, ésta nos permite mejorar el plazo de amortización y el tipo de interés del préstamo.

Cancelación de la hipoteca formalizando una nueva.

Podemos acudir a otra entidad con el objetivo de obtener un nuevo préstamo hipotecario, con mejores condiciones, que nos permita cancelar el que actualmente tenemos. Aunque esta opción supone más gastos que la subrogación puesto que exige cancelar un préstamo y obtener uno nuevo.

Novación del préstamo.

A través de este proceso podremos negociar con nuestro banco las condiciones de la hipoteca. En este caso, las condiciones que podremos modificar a través de la novación serán las siguientes:

  • Capital del préstamo.
  • Tipo de interés.
  • Sistema de amortización.
  • Titulares del préstamo.

De las 3 opciones descritas, la novación del préstamo es la que menos gastos implica.

New Call-to-action
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.