¡Me gusta!
segunda mano inmuebles

10 preguntas esenciales al comprar segunda mano, inmuebles bajo lupa

La compra de un inmueble es una decisión importante. Es el lugar donde vas a pasar, como norma general, gran parte de tu vida y por el que asumirás un gran compromiso económico. Por eso, conviene asegurarse de que realmente la casa o el piso que te ha convencido cumple con todas tus expectativas. Para evitar sorpresas al comprar una vivienda de segunda mano, en Hipotecas.com te dejamos algunas cuestiones que debes responder antes de llevar a cabo la compra de una vivienda de segunda mano, Inmuebles bajo lupa!

New Call-to-action

  1. ¿Has revisado con detenimiento la propiedad?

En muchas ocasiones, ya sea por incomodidad o falta de tiempo, los posibles compradores no dedican el tiempo necesario para realizar una correcta inspección visual de la vivienda.

10 preguntas esenciales al comprar segunda mano: inmuebles bajo lupaSin embargo, al comprar un piso de segunda mano, los inmuebles deben ser revisados con detenimiento: abrir y cerrar los grifos, encender y apagar los puntos de luz, comprobar que las ventanas, persianas y puertas funcionan bien, analizar el mobiliario -si está integrado dentro de la venta-, asegurarse de que hay agua caliente o de que los electrodomésticos -si los hubiera- están en buenas condiciones y descartar goteras o humedades, etc.

De hecho, los expertos aconsejan destinar unos 20 o 30 minutos a estas labores de comprobación y otros tantos a revisar las zonas comunes del piso o exteriores de la casa unifamiliar (tejados, ascensores, escaleras, jardines, piscina…).

Además, si vas acompañado por algún familiar o amigo, mucho mejor, pues te ayudará a ver los desperfectos o inconvenientes que pueda tener el inmueble. 

2.- ¿Qué tal es la zona?

Es posible que visites un inmueble una mañana de lunes y se respire un ambiente de tranquilo pero, tras su compra, es posible que te encuentres con que la vivienda está justo encima de un bullicioso bar o en una zona de fiesta y sea imposible conciliar el sueño los fines de semana.

Para evitar estas situaciones, no dudes en visitar el barrio varias ocasiones, acudiendo en diferentes días y horas. Pasea por las calles, fíjate en los servicios y pregunta a los vecinos qué tal se vive en esa zona.  

3. ¿Cuál es el precio medio del barrio?

La información es poder, así que trata de recopilar datos sobre los pisos y casas de la zona para hacerte una idea del precio medio de la zona.

Mirar anuncios en internet o visitar agencias inmobiliarias de inmuebles de similares características en ese barrio te permitirá poder negociar el precio con el vendedor.

4.- ¿Cuánto se paga de comunidad y suministros?

En el presupuesto para la compra de una vivienda no solo debes tener en cuenta el crédito hipotecario, sino que también debes analizar los gastos de mantenimiento del inmueble. 

Por ejemplo, puede que hayas conseguido un precio razonable y unas condiciones con el banco fácilmente asumibles, pero un par de meses después de empezar a vivir te veas agobiado por los cuantiosos costes del IBI, la comunidad o la puesta a punto del jardín y la piscina.

5. ¿Realmente te concederán la hipoteca?

En muchas ocasiones, los compradores interesados deben hacer una entrega de parte del importe de la venta al vendedor, en garantía o fianza de dicha operación y, en caso de que el primero desista, el segundo no tiene la obligación de devolverle el dinero.

En este sentido, antes de abonar cualquier cantidad confirma con tu entidad bancaria que cumples con los requisitos para acceder a un crédito hipotecario y bajo qué condiciones.

6. ¿Cuál es el estado de conservación del inmueble?

A pesar de haber visitado en varias ocasiones el piso o la casa y no haber detectado ningún desperfecto, nunca está de más que te cerciores de que el estado de conservación es el adecuado.

Para ello, te recomendamos que le solicites al vendedor la cédula de habitabilidad de la vivienda y, en caso de inmuebles con más de 50 años, pidas la información sobre la Inspección Técnica de Edificios, un trámite obligatorio que los bloques o casas unifamiliares con medio siglo de antigüedad o más deben pasar cada diez años y que analiza es nivel de conservación del inmueble.

7. ¿Has pedido la nota simple en el Registro?

Este sencillo trámite administrativo te puede ahorrar sorpresas tras el proceso de compraventa de una vivienda de segunda mano.

En la nota simple, un documento oficial que se solicita en el Registro de la Propiedad por una pequeña cuantía, vas a poder comprobar varios aspectos relevantes respecto al inmueble, como si el propietario es realmente quien te está vendiendo la casa, si la vivienda tiene cargas o si está sometida a algún régimen especial de protección.

8.- ¿Están todos los pagos al día?

 

Otro factor que debes tener en cuenta a la hora de comprar segunda mano es si los recibos anteriores han sido abonados por el propietario o si existe alguna deuda que pueda darte problemas en el futuro.

Así, aunque al firmar la escritura pública, el notario va a preguntar al vendedor que confirme la existencia o no de débitos, siempre puedes estar más seguro si preguntas al presidente de la comunidad de propietarios sobre la existencia de mensualidades pendientes o si hay adeudos del IBI en el ayuntamiento o agencia de recaudación competente.

9. ¿Está la vivienda afectada a un alquiler?

Es aconsejable solicitar por escrito al vendedor una declaración firmada de que el inmueble no está sujeto a ningún tipo de arrendamiento y, en caso de estarlo,  que figuren cuales son las condiciones del mismo.

10. ¿Alguna duda más?

Un último consejo: no te dejes nada en el tintero. Más vale pecar de suspicaz y hacer todas las preguntas que se te ocurran que lamentar en un futuro la operación.

Tanto si negocias directamente con el propietario, como si lo haces a través de una agencia, plantea todas las cuestiones que se te ocurran: por qué se vende, cuánto tiempo lleva en venta, si ha estado alquilada, cuántos y quiénes son los vecinos…

New Call-to-action
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.