¡Me gusta!
hipoteca a tipo fijo
Escuela de Hipotecas

Ventajas e inconvenientes de una hipoteca a tipo fijo

Su mayor atractivo es que ofrece una cuota fija durante toda la vida del préstamo

Has iniciado con tu banco las negociaciones para cerrar la financiación de tu nueva casa. Te ofrecen una hipoteca a tipo variable o una hipoteca a tipo fijo. ¿Cuál te conviene más? Con el precio del dinero en mínimos históricos y cuando las previsiones no apuntan a que se vaya a producir una escalada de los tipos en el corto y medio plazo, ¿interesa un préstamo vinculado a un tipo de interés fijo?

Te desvelamos todas las ventajas e inconvenientes de una hipoteca a tipo fijo y si este es el mejor momento para contratarla.

En una hipoteca a interés fijo el tipo de interés se mantiene constante durante toda la vida del préstamo. Esto quiere decir que la cuota a pagar siempre será la misma hasta que se amortice el capital, con independencia de la tasa en la que se sitúen los tipos. Desde el primer momento, puedes conocer el coste total de la hipoteca.

La gran ventaja de esta modalidad de hipoteca es que no estarás expuesto a los vaivenes del mercado y siempre sabrás que cuota tendrás que afrontar cada mes. Los expertos recomiendan esta modalidad para aquellas familias que huyen del riesgo, con ingresos estables en el tiempo y con escasa capacidad de ahorro.

Frente a una hipoteca a tipo variable, la cuota mensual será más cara. Pero no le afecta las subidas que puedan presentar los tipos, ni tampoco las bajadas. Precisamente, esa es su mayor desventaja. En un escenario de tipos bajos, una hipoteca a tipo fijo no suele salir rentable.

Cierto es que resulta muy complicado dilucidar que modalidad resulta más interesante en el momento actual. A modo de referencia, debes tener en cuenta que más de un 90% de los préstamos hipotecarios en el mercado español están vinculados a un tipo variable.

A largo plazo, deberíamos tener una bola de cristal que nos dijera cómo va a evolucionar el precio del dinero que nos ayudara a decantarnos por un tipo u otro. En principio y según los pronósticos del Banco Central Europeo-institución que marca el Euribor- los tipos se mantendrán en los niveles actuales al menos durante dos años, tiempo estiman para la recuperación económica de la Unión Europea.  Después, podrían encaminar la senda de subidas, pero, claro está, sin determinar qué tasas podrían alcanzar.

Así las cosas y con un panorama tan incierto, parece que sigue siendo más interesante contratar una hipoteca a tipo variable. Eso sí: dependerá de las condiciones particulares de cada uno.

No obstante, siempre cuentas con la opción de acceder a una calculadora de hipotecas y plantearte diversos supuestos para que puedas hacerte una idea de la cuota que pagarías con un tipo fijo y con un tipo variable con diferentes evoluciones.

En lo que se refiere al resto de condiciones que se marcan en los préstamos hipotecarios, es decir, la comisión de apertura, la comisión de amortización anticipada o la de cancelación son similares para las dos modalidades con independencia al tipo al que se encuentren vinculadas.

Cómo comprar una vivienda
Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.